En múltiples Comunidades Nivaĉle del Chaco Central ‒entre ellas Nich’a Toyish, Campo Alegre y Uj’e’ Lhavos‒ desde hace algunos años los ancianos y las ancianas se agruparon y se reúnen periódicamente para practicar conjuntamente la cultura Nivaĉle: conversar, fumar, compartir la comida, cantar canciones antiguas, tocar instrumentos tradicionales y danzar como lo hacían sus antepasados. Estas prácticas ancestrales se diferencian según el género.

Los ancianos y las ancianos quieren mantener vivas sus costumbres, entre ellas, las formas solidarias de convivencia y las relaciones antiguas de reciprocidad, recordando así a los y las jóvenes que la identidad cultural de su pueblo aun está persistiendo en las Comunidades. Algunas de estas iniciativas son apoyadas por Tierra Libre.